Almería curso RCP hermandades

Cerca de 150 cofrades se forman por ‘Una Semana Santa Cardioprotegida’

Junta de Andalucía, Diputación, Ayuntamiento y la Agrupación de Hermandades y Cofradías organizan el curso celebrado bajo el lema ‘Izquierda alante derecha atrás y 30:2’


El Distrito Sanitario de Almería ha organizado durante la mañana de este sábado en el Centro de Servicios Múltiples de la Diputación el curso ‘Una Semana Santa Cardioprotegida’ con el lema ‘Izquierda alante derecha atrás y 30:2’ al que han asistido cerca de 150 personas del mundo cofrade del Almería. El delegado de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, junto a la vicepresidenta de la Diputación provincial, Ángeles Martínez y la concejala de Familia del Ayuntamiento de Almería, Paola Laynez, así como el gerente del Distrito Sanitario Almería, Francisco Llave, han asistido a la apertura de esta jornada que por primera vez se ha desarrollado en Almería. Además ha asistido a la inauguración del curso el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Almería, Isaac Vilches.

Belmonte ha explicado que “el objetivo que nos hemos planteado con estas jornadas es el de formar a nazarenos, costaleros, hermanos, etc en definitiva al colectivo cofrade de Almería en materia de reanimación cardiopulmonar RCP para que sepan cómo actuar ante un problema cardíaco”. En este sentido el delegado territorial ha asegurado que se está trabajando para que la Semana Santa de este año está “cardioprotegida”. Así ha asegurado que “estamos en contacto desde la Delegación de Salud con el Ayuntamiento y la Agrupación de Hermandades y Cofradías para que en la Carrera Oficial existan puntos de asistencia con desfibriladores móviles”.

Por su parte, la vicepresidenta de la Diputación ha destacado la importancia de una actividad que persigue salvar vidas: “Esta actividad muestra que la colaboración entre instituciones y colectivos, en este caso la Agrupación de Hermandades y Cofradías, tiene muy buenos resultados. Este es el primer paso que vamos a dar para lograr que la provincia y sus 103 municipios sean cardioseguros”. Además, ha subrayado la “generosidad de los casi 150 cofrades que desde hoy y gracias a este curso van a ser también portadores de vida y partícipes de la primera Semana Santa cardiosegura”.

La concejala de Igualdad, Familia y Participación Ciudadana, Paola Laynez, ha puesto de relieve la importancia de este curso para formar a un colectivo de personas que van a aprender como actuar ante un problema cardíaco. Para «la Semana Santa de Almería declarada de Interés Turístico Nacional es muy positivo para estar más preparados en la práctica sanitaria de RCP», ha afirmado Laynez.

El presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, Isaac Vilches, ha querido agradecer a las instituciones el desarrollo de esta iniciativa y ha puesto de manifiesto “la importancia que se le da desde el mundo cofrade y desde los cortejos procesionales a la salud viendo la afluencia de personas que han acudido a esta jornada a formarse”. Así, ha añadido “todo lo que sea un plus de seguridad es vital para nosotros y para una Semana Santa segura”.

Servicio de Urgencias del Distrito Sanitario Almería

El curso ha sido impartido por médicos y enfermeros del Servicio de Urgencias del Distrito Sanitario de Almería quienes han enseñado a los asistentes las medidas básicas que se deben aplicar a un paciente que presente un problema cardíaco mientras los llegan los equipos sanitarios. La parada cardiorespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontáneas. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediato de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima. Cadena de supervivencia

Durante esta jornada los asistentes han puesto en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que han aprendido la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.