Berto Romero abrió ayer las puertas a la risa en un abarrotado Auditorio Maestro Padilla

Berto Romero abrió ayer las puertas a la risa en un abarrotado Auditorio Maestro Padilla

El polifacético humorista y actor agotó las entradas para su espectáculo ‘Mucha tontería’, enmarcado en el ‘Otoño Cultural’ del Área de Cultura

El monólogo está de moda. Al público le encanta escuchar la realidad teatralizada que cuentan humoristas populares y mediáticos. Berto Romero es uno de ellos: brillante, agudo y muy ágil de mente, agotó en la tarde de ayer las entradas para su espectáculo celebrado en el Auditorio Maestro Padilla. Y no falló a su cita con el humor, haciendo que el público no parara de reírse desde el minuto uno.

‘Mucha tontería’ es el nuevo espectáculo que trajo ayer a la ciudad, y como en el anterior, los almerienses han respondido llenando desde semanas antes todas las butacas del Auditorio. A lo largo de hora y media, Berto Romero contó sus experiencias con el deporte, la pareja, con los niños, en natación, etc. y lo hace algunas veces a través del monólogo, otras con canciones y hasta con un rap, y en los momentos musicales siempre acompañado de la guitarra de Iván Lagarto.

Muy divertido en sus textos, pegados a la realidad de los ciudadanos, que se identifican con las situaciones que le suceden y no paran de reír. Es un humor en el que muestra situaciones que todos hemos vivido, y la reacción lógica que podría suceder a cualquiera del público es quizás el gancho por el que tanto se le quiere y se le sigue. La química con los almerienses nació desde el primer momento que asomó por el escenario, en la pequeña introducción que realizó de ‘Mucha Tontería’, y continuó durante la hora y media de actuación.

En esta línea, Berto Romero es un animal de la escena. Sabe cantar, bailar, representar con sonidos las diferentes situaciones y contar las historias de forma muy personal, por lo que recibió constantes aplausos y fue despedido de pie por el público. El título de ‘Mucha Tontería’ es a la vez una declaración de intenciones y una precisa descripción de su trabajo sobre los escenarios durante los últimos veinte años. Nuevas historias, nuevas canciones y alguna que otra sorpresa en esta cita con Berto, perteneciente a la programación del ‘Otoño Cultural’ puesto en marcha por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería.

Nada más que un cómico, un guitarrista y toda la tontería necesaria para no parar de reír. Berto nos abrió ayer las puertas de su vida con la ayuda de una guitarra para asegurarnos una tarde-noche de risas y carcajadas.