Almería cultura Alamar Baramu

Baramú fusiona el flamenco con la tradición musical persa en una noche con embrujo

Alamar respira la unión de las culturas en una edición que ha tenido como protagonista la belleza del Patio de los Naranjos, bajo la Alcazaba

Alamar es interculturalidad, es fusión, es la música como nexo de unión entre las personas. Y es precisamente lo que ofreció Baramú en su concierto de anoche, sábado, en el Patio de los Naranjos, a los pies de la Alcazaba. Tres músicos de distinta procedencia geográfica; Irán, Extremadura y Andalucía, que se han unido con la intención de crear una música fruto de la fusión del Flamenco y la música Persa, con pinceladas hindú.

Para ello Baramú se sirvió de instrumentos tradicionales como el Kamanche (un instrumento de cuatro cuerdas afinadas como el violón, aunque sostenido verticalmente sobre el muslo izquierdo, mientras la mano derecha se usa para tocar con el arco, con la tapa armónica hecha de piel), el Tar (instrumento de cuerda pulsada) y Bendir (tambor tradicional árabe), a los que suma la Guitarra Flamenca, el cante flamenco y el baile persa, para expresar y transmitir un mensaje renovador y fresco, repleto de color y gusto por la vida.

Un concierto de Baramú, que significa encuentro en lengua yoruba, es justo eso, un encuentro con la música, con uno mismo y con el mundo. Todo un viaje a diversos lugares donde seguir creciendo. Los músicos Babak Kamgar, de Irán, Pedro Pedrosa, de Extremadura, y Manuel Espinosa, de Andalucía, generaron una noche de embrujo con el flamenco como protagonista y las influencias orientales que inspiraron con los instrumentos y con las que deleitaron al público que agotó las invitaciones.

Fue una velada redonda, en la que las dos orillas del Mediterráneo se fusionaron con bellas melodías surgidas del diálogo de los instrumentos tradicionales persas, y la guitarra flamenca, para acompañar a la voz de Manuel Espinosa.

Alamar, festival organizado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, ha vuelto a dar la bienvenida al verano en la ciudad de Almería con un crisol de colores musicales a través del folk rock de La Ambulancia Irlandesa en el Anfiteatro de la Rambla, los sonidos de folclore latino de Ana Carla Maza en el Patio de los Naranjos, y el flamenco persa de Baramú, también a los pies de la Alcazaba. Todos con entrada gratuita y agotadas las invitaciones.