Almería aguas residuales Covid

Ayuntamiento y Junta estudian la posible existencia de COVID en las aguas residuales

El análisis se realizará en las tres depuradoras del término municipal

El Ayuntamiento de Almería y la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía han mantenido una reunión del Comité Provincial de la Red Andaluz de Vigilancia Ambiental de Aguas Residuales puesta en marcha por la Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, con el objetivo de establecer un sistema de alerta temprana de detección del virus a través del agua residual de las redes de saneamiento municipales. El mismo se realizará mediante la toma de muestras en puntos de control asociados a las diferentes áreas de salud en las que se analizan unidades genómicas de SARS-CoV-2, así como otros parámetros adicionales.


La concejala de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Almería, Margarita Cobos, ha afirmado que “hemos determinado llevar a cabo una vigilancia en nuestra red de aguas residuales de forma preventiva y así seguir incorporando medidas de prevención en la lucha contra el virus”. Cobos confía en “poder empezar con esta medida de forma breve y en las tres depuradoras de Almería -El Bobar, El Toyo y Cabo de Gata- con el espíritu de colaborar y poner todos los recursos del Ayuntamiento para frenar la pandemia”.

El delegado de Salud, Juan de la Cruz Belmonte, por su parte, ha asegurado que “esta Red aporta información de gran utilidad sobre la circulación del virus, facilitando la detección precoz de casos y la puesta en funcionamiento de medidas de contención si fuesen necesarias”. Así ha explicado que “resulta imprescindible la coordinación, colaboración y cooperación con el Ayuntamiento de Almería, a quien agradecemos su plena colaboración”. Se trata de un primer encuentro, en el que han acordado seguir avanzando en próximas reuniones para iniciar los análisis de las aguas en el menor tiempo posible.

Entre las ventajas que aporta esta Red, destaca la focalización de las medidas en áreas más concretas de los municipios, evitando retrocesos innecesarios en otras zonas y la visualización de la distribución en tiempo real por áreas de la ciudad, anticipándose a los resultados de las pruebas en pacientes. De este modo, se reducen las posibilidades de transmisiones comunitarias en un municipio, así como el impacto de medidas restrictivas sobre la población y la optimización de los recursos sanitarios.

La selección de los puntos de muestreo se lleva a cabo a través de información cartográfica por razón de densidad de población, mortalidad estandarizada, perfil socioeconómico, movilidad e incidencia de casos de Covid-19 en la primera oleada. Los análisis se realizarán en laboratorios acreditados y los resultados se elevarán a un informe que servirá de base para la toma de medidas si fuera necesario.

Audios: