Campaña sostenibilidad toallitas Almería

Ayuntamiento y Aqualia ponen en marcha la campaña ‘#Nolotires para concienciar sobre las consecuencias de tirar residuos por el WC

La concejala Margarita Cobos y la portavoz de Podemos, Carmen Mateos, visitan la depuradora de El Bobar y afirman que cada año se extraen mil toneladas de toallitas, compresas y pañales de las redes de saneamiento

El Ayuntamiento de Almería y Aqualia, empresa concesionaria del servicio municipal de agua, ponen en marcha la campaña ‘#Nolotires. El inodoro nunca como papelera’, con la que se pretende concienciar sobre las consecuencias de tirar residuos sólidos por el WC. “Los almerienses tenemos que tomar conciencia de que en torno a un millón de kilos al año entran a nuestro inodoro que no deberían. No deberían entrar toallitas, no deberían entran ni pañales ni compresas”, ha explicado la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos.

Lo ha hecho durante su visita a la depuradora de El Bobar, en la que ha estado acompañada por la portavoz del grupo municipal Podemos en el Ayuntamiento, Carmen Mateos, para presentar esta campaña “que nace en equipo y con la que demostramos que, en conjunto, como es este caso, se puede trabajar muy bien”.

En este sentido, Mateos ha destacado “la buena sintonía de trabajo y colaboración” que existe con el Área de Sostenibilidad Ambiental y se ha mostrado “contenta” de la puesta en marcha de esta “campaña pedagógica” que propuso en sesión plenaria en forma de moción y fue aprobada por unanimidad. “En muchos casos, la gente desconoce que un gesto tan sencillo como arrojar un elemento al inodoro acarrea un gran impacto ambiental y económico”, ha señalado.

El mensaje #Nolotires se podrá ver a partir de este lunes en los diferentes muppies de la ciudad, así como en las redes sociales municipales, y, tras la Navidad, también se escuchará en las radios locales. Además, llevarán el #Nolotires ‘pintado’ la flota de camiones de Aqualia, para recordar a todos los ciudadanos lo que no hay que arrojar al inodoro.

En la campaña se hace hincapié en que no se deben tirar al inodoro toallitas y residuos inapropiados como son pañales o compresas; tampoco aceite ni fármacos y que su destino correcto son las papeleras y contenedores específicos. “Evitarás atascos en tus tuberías. Ahorrarás dinero a tu municipio. Evitarás contaminación”, se lee en la cartelería.

En Almería, Aqualia gestiona y mantiene para el Ayuntamiento más de 600 kilómetros de tuberías de saneamiento, las que conducen estas aguas sucias desde el retrete y los diferentes desagües hasta la depuradora. Cada año llegan a las tres estaciones depuradoras de aguas residuales un total de 12 millones de m3 de agua sucia y agua de lluvia para ser tratada antes de devolverla al mar en óptimas condiciones.

De ellos, se extraen más de 1.000 toneladas de residuos sólidos cada año, que de no existir estas infraestructuras acabarían en el mar. “Esto da idea de la importancia del sistema de saneamiento de la ciudad y del cuidado que debemos poner en no tirar nada que no sea papel higiénico al retrete”, han insistido tanto Margarita Cobos como Carmen Mateos.