Almería exposición Doña Pakyta

Arte catalán de finales del XIX y principios del siglo XX en la nueva micro exposición y obra invitada del Museo de Arte ‘Doña Pakyta’

El concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, y el director del Museo y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, Juan Manuel Martín, visitan las dos nuevas secciones temporales

Las dos secciones temporales del Museo de Arte Doña Pakyta se han renovado esta semana y, por primera vez en la historia de la pinacoteca situada al final del Paseo de Almería, en la Plaza Emilio Pérez, tanto la obra invitada como la micro exposición son absolutamente complementarias, ya que hacen referencia al arte catalán del último tercio del siglo XIX y primera mitad del siglo XX. Una doble propuesta para los almerienses y turistas que, como es habitual, están producidas por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, organizado por el Área de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería, en colaboración con Diputación Provincial. Ambas se podrán visitar hasta el 29 de noviembre.

Sobre la obra invitada, el concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, ha destacado que “Francesc Masriera fue uno de los retratistas más importantes de su época, siendo especialmente requerido por la burguesía de Barcelona y su obra se conserva y expone en importantes pinacotecas como el Museo del Prado de Madrid, el Museo Nacional de Arte de Cataluña de Barcelona, o el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires (Argentina)”.

En cuanto a la micro exposición, ha subrayado que “es posible gracias a la fantástica relación que venimos manteniendo con el coleccionista Francisco Salmerón, al que agradecemos una vez más su colaboración con el Museo de Arte, la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y el Ayuntamiento de Almería”.

El director del Museo de Arte y de la Fundación, Juan Manuel Martín Robles, apunta sobre el autor de la obra invitada que se trata “de un artista de proyección internacional, gracias a sus continuos viajes y el contacto que durante aquellos afianzase con el grupo de pintores afincados en París, a partir de 1872 entró en contacto con los importantes marchantes franceses Adolphe Goupil y Fréderic Reitlinger, siendo a partir de entonces su obra comercializada en la capital francesa”.

También añade que “era un asiduo expositor en importantes salas barcelonesas y certámenes internacionales, en 1878 obtenía medalla de segunda clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes celebrada en Madrid por su obra La esclava. También obtuvo diferentes reconocimientos y premios en las Exposiciones Universales de Barcelona (1888) y París (1889)”.

Primera micro exposición con dos esculturas

‘Arte Catalán Entre Dos Siglos’ es el título de la micro exposición que se sitúa en la primera planta de ‘Doña Pakyta’, de la que hay que destacar que “es la primera en la que también incluimos elementos no pictóricos, con dos esculturas”, afirma Juan Manuel Martín. Se trata, concretamente, de una muestra con 9 obras, entre las que se incluyen pinturas de Josep Arrau i Barba, Arcadi Mas i Fondevilla, Josep Triadó Mayol, Josep Mompou y Dencausse y dos de autor desconocido y dos esculturas, de Jaume Duran i Castellanos y Francesc Gassó i Carbonell.

Sobre la muestra, el doctor en Historia del Arte asegura que “partiendo de la colección particular de Francisco Salmerón presentamos una muestra concebida como un abreviado tránsito desde el Romanticismo hasta la particular apuesta ‘fauve’ desarrollada por la escuela barcelonesa, pasando por la estética modernista, el eclecticismo o la renovadora lección que, partiendo de la valoración realista del entorno, impregnó la moderna concepción plástica del paisaje.

En definitiva, se trata “de un apretado recorrido por la figuración catalana, desde el último tercio del siglo XIX hasta la segunda mitad del XX, condensada a través de la obra de cinco pintores, a los que se han incorporado en esta ocasión una escultura y un relieve en bronce, ambos de temática religiosa, firmados por dos relevantes escultores catalanes cuya actividad artística coincide en el tiempo con los autores seleccionados”, concluye Martín Robles.