obras guadarrama

Arrancan las obras de mejora peatonal y urbanización de la calle Guadarrama, junto al Conservatorio

El objetivo de esta actuación responde al interés y a las demandas vecinales de mejorar el uso y funcionalidad de esta calle, muy transitada por la presencia en la zona de varios centros educativos y el propio Conservatorio
Anunciadas para el día de hoy, arrancan las obras de adecuación y mejora de la calle Guadarrama, en el entorno del Conservatorio de Música, en el barrio de Nueva Andalucía, en las que el Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Fomento, invertirá 250.064,09 euros, unos trabajos que está previsto se culminen en el plazo de cuatro meses.

La señalización con la prohibición de aparcamiento, ayer, advertía del inicio de las obras que, a primera hora, empezaban con el depósito de material, la instalación de caseta de obra y el vallado de la zona sobre la que se van a desarrollar los trabajos, una actuación de carácter integral sobre esta calle que tiene por objetivo “mejore el uso y funcionalidad del tránsito peatonal y rodado sobre esta zona, ayudando además con ello ha fomentar el interés residencial y comercial”, ha explicado la responsable del área de Fomento, Ana Martínez Labella.

La edil ha precisado que “se va a convertir el acceso al Conservatorio de Música de Almería en un espacio más agradable, luminoso y seguro, tanto a nivel de estancia como del tránsito peatonal que es lo que se pretende potenciar con esta actuación”, mostrándose convencida de que el resultado final “será del agrado de todos los vecinos”, al tiempo que ha pedido disculpas por las “molestias” que puedan acompañar el desarrollo de los trabajos.

Además de mejorar las condiciones peatonales de una zona, en la que tienen especial protagonismo el Conservatorio y varios centros educativos, el proyecto contempla el mantenimiento de la circulación rodada y el aparcamiento en el primer tramo de la calle Guadarrama, con acceso a través de la calle Calzada de Castro. Además de ello, las obras transformarán el fondo de saco existente en una plaza peatonalizada, que sirva de nexo y transición entre los dos niveles de la actuación.

Renovación infraestructuras

Las mejoras a nivel de urbanización, con la pavimentación de aceras y calzadas, nueva iluminación, señalización vertical y horizontal que ordene el tráfico peatonal y rodada y la dotación de mobiliario urbano, se completa con la renovación de las infraestructuras existentes: redes de saneamiento, pluviales, abastecimiento de agua y alumbrado público.

Martínez Labella ha reconocido en este proyecto una “mejora integral de la zona, a nivel de urbanización, de accesibilidad y estética, potenciando un espacio que gana protagonismo en favor del peatón y sobre el que se crearán agradables zonas de estancia”.