Sacramento Sanchez Ayuntamiento Almería

Aprobados en Junta de Gobierno Local los proyectos técnicos para las obras de mejora de las plazas Masnou, Orbaneja y Cantares

La concejala delegada de Servicios Municipales, Sacramento Sánchez, destaca la prioridad que se dará al peatón frente al vehículo en un Plan de Mejora de Plazas del que se inicia ahora el proceso de contratación

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este lunes los proyectos técnicos de obras de las plazas Orbaneja, Masnou y Cantares, incluidas en el Plan de Remodelación y Mejora de Plazas y Espacios Públicos que está acometiendo el Ayuntamiento de Almería a través del área de Servicios Municipales. Se inicia ahora el proceso de contratación para iniciar unos trabajos que van a “mejorar la movilidad, la accesibilidad a estos espacios que van a quedar perfectamente integrados en los barrios y que van a dar prioridad al peatón frente a los vehículos”.

Así lo ha apuntado la concejala delegada del área de Servicios Municipales, Sacramento Sánchez, que ve en este Plan de Mejora de Plazas “una apuesta clara por la movilidad sostenible”. Se crean espacios “más amables” en los que el proyecto incluye una mejora estética de cada plaza “tanto urbanística como medioambiental”.

Con un plazo de ejecución de cuatro meses y una inversión que ronda los 336.000 euros (precio base de licitación) para el desarrollo de mejoras en los tres espacios urbanos, se inicia ahora el proceso de contratación de las tres obras.

El proyecto de mejora peatonal de la Plaza Masnou incluye mejoras en la calle Murillo y el número 66 de la calle Real suma un presupuesto base de licitación de 136.203,03 euros. En esta zona, está previsto suprimir el desnivel entre la acera y la calzada y eliminar las barreras arquitectónicas. De la mano del Área de Sostenibilidad Ambiental, la batería de contenedores que hoy da la bienvenida a la plaza desde calle Real será soterrada, de modo que el espacio “ganará en accesibilidad, limpieza y visibilidad”. Está previsto también el traslado para su posterior trasplante en otro espacio de los tres ficus, que serán sustituidos por dieciséis naranjos, una especie más propia de Almería y cuyas raíces dañan menos un espacio en el que se va a modificar el pavimento y se va a habilitar un parterre con vegetación autóctona de cara a salvar el desnivel actual. Se trata de una mejora de los itinerarios accesibles en pleno centro histórico y favorecerá la continuidad estética y libre de barreras de la zona.

En el caso de la plaza Cantares, el proyecto incluye mejoras en la calle del mismo nombre y en la cercana calle Hileras, en un plan de ampliación de aceras y mejora peatonal con un presupuesto base de licitación de 110.826,38 euros. Y en el proyecto de la Plaza Orbaneja, la ampliación de acerado y mejora del entorno saldrá a licitación con un presupuesto base de 88.938,39 euros.

El peatón, protagonista

Son actuaciones enmarcadas todas en un plan amplio dirigido a “mejorar espacios, su distribución y la ocupación que los ciudadanos hacen de ellos y, de forma segura, a reconquistar las calles por parte de los peatones”. Una forma de entender la ciudad en la que el peatón gana protagonismo mediante el diseño de calles de plataforma única y la creación de ‘zonas de convivencia’ con velocidad limitada de cara a que la movilidad activa (a pie, bicicleta o patín) gane peso, subraya la concejala de Servicios Municipales, que ve en este tipo de diseños no sólo la oportunidad de dar continuidad estética al Casco Antiguo, sino también la de crear un “gran espacio de coexistencia” con un diseño acorde a las nuevas exigencias de movilidad. La misma idea con la que se va a ejecutar otro proyecto aprobado en junio para la mejora, en este caso, de la Plaza Esparteros, entre Calle Esparteros y Calle Perpetas, con un presupuesto base de licitación de 47.979,83 euros y un plazo de ejecución de tres meses.