Animales Almería método CES/CER

Aprobada inicialmente la nueva Ordenanza sobre Tenencia de Animales que incluye el método CER para el control de gatos

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, destaca el “amplio” proceso de debate y participación que ha existido en torno a la elaboración de la norma que vela por el bienestar animal

Además de la Ordenanza Reguladora para la concesión de Subvenciones del Programa de Rehabilitación Privada, al Pleno se ha elevado hoy también la aprobación inicial de la Ordenanza Municipal sobre Protección, Bienestar y Tenencia de Animales de Compañía y animales Potencialmente Peligrosos, que incluye la figura del método CER (Capturar-Esterilizar-Retornar) para el control de la población de gatos.

Un texto que, en su concepción y desarrollo, ha contado con un extenso debate y participación que la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha querido poner en valor, a pesar de no haber encontrado el respaldo político necesario y sí el apoyo de colectivos ecologistas y diferentes asociaciones en defensa del bienestar animal. La propuesta, que ahora entrará en periodo de alegaciones, ha sido votada favorablemente por el Grupo Municipal Popular, Vox y el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, la abstención de Ciudadanos y Grupo Municipal Socialista y el voto en contra de Podemos.

En consecuencia, y tras más de un año de reuniones y aportaciones recabadas desde organizaciones, asociaciones, colectivos y vecinos con los que se ha debatido ampliamente el resultado es un texto que viene a recoger “todas las sensibilidades, dando respuesta de forma particular a uno de los aspectos que mayor debate, por qué no decirlo, también discrepancia, ha encontrado en su concepción, como es la necesidad de controlar las colonias de gatos ferales, estableciendo, además, las medidas que se consideren más adecuadas para mejorar el bienestar de los animales, siempre en sintonía con las exigencias de la salud pública y la seguridad de las personas”, ha explicado Cobos.

Método CER

La edil popular ha defendido el contenido de una ordenanza “muy completa, que supone un paso adelante y ningún paso atrás, como critica la oposición”, recordando además que la inclusión en el texto del método CER, cuya gestión se plantea de forma “ética y efectiva es un compromiso electoral llevado a término”.

Cobos ha defendido el profundo análisis y debate que ha tenido no solo la parte relativa al CER, también el resto del texto, abordado incluso con la celebración “de hasta dos comisiones plenarias. Hemos escuchado, incluso admitido propuestas llegadas fuera de plazo y creo, en consecuencia, que la ordenanza es el resultado de un proceso ejemplarizante, transparente y participativo”, ha defendido Cobos.

Respecto a la implantación del método CER, la concejala de Sostenibilidad Ambiental ha explicado que “los gatos son parte de la fauna urbana, deben estar presentes en la ciudad y deben de convivir con otras especies. Pero las colonias de gatos no pueden estar descontroladas porque es insostenible, y también porque pueden desplazar otras especies”

Al mismo tiempo ha referido que esta Ordenanza no solo habla del CER, “hablamos del bienestar animal, hablamos de conseguir el sacrificio 0, de normas de convivencia, de los animales potencialmente peligrosos y, como novedad, creamos el registro municipal de centros veterinarios y centros para la venta, adiestramiento y cuidado de los animales de compañía, además de establecerse un régimen sancionador a la altura del bienestar y amparo que necesitan los animales y las personas”, ha enumerado.

En defensa del trabajo realizado, felicitando el esfuerzo de técnicos municipales y todos aquellos que han participado de su redacción, ha explicado también que “la ordenanza será supervisada, formaremos a la policía local, a los vigilantes del servicio de limpieza”, insistiendo en que “este Equipo de Gobierno tiene un compromiso con la ciudad, con sus personas y sus animales. Saber coexistir con la fauna urbana aporta una mayor calidad ambiental, una mayor calidad de vida y por supuesto nos hace mejor sociedad”.

La Ordenanza

Cincuenta y seis artículos dan forma a esta Ordenanza Municipal sobre tenencia de animales de compañía y animales potencialmente peligrosos, englobados en siete títulos: disposiciones generales; animales de compañía; implantación método CES/CER de las colonias urbanas de gatos ferales; animales peligrosos y potencialmente peligrosos; normas sobre abandono, pérdida, recogida, entrega y retención temporal de los animales; establecimientos de animales y régimen sancionador. Además, se incluyen una disposición derogativa y dos disposiciones finales.

Disminuir el número de animales abandonados con el fin de alcanzar el sacrificio cero es uno de los objetivos principales que persigue esta ordenanza. A tal fin se incrementa el tiempo de estancia legal de los animales en las instalaciones del Centro Municipal Zoosanitario.

La Ordenanza viene a establecer también las condiciones para la convivencia en espacios públicos y privados, limitando por ejemplo hasta un máximo de cinco perros y/o gatos en domicilios particulares. También regula las condiciones de cría y de venta de animales y los establecimientos para tal fin, al tiempo que pretende evitar las molestias a los vecinos por emisión de olores y ruidos por la presencia de animales de producción o no. Como ejemplo, se prohíbe la existencia de palomares y gallineros en viviendas o próximas a estas. Asimismo, se viene a establecer un marco legal para la regulación de las colonias de gatos.
Otro de los objetivos principales pasa por “preservar la salud, tranquilidad y seguridad de los ciudadanos frente a los riesgos y molestias que pueden derivarse de la tenencia de animales, las condiciones que deben regir las actividades comerciales en establecimientos en los que aquellos se encuentren o fomentar la participación ciudadana en la defensa y protección de los animales o prohíbe, en los cascos urbanos del término municipal de Almería, las explotaciones de animales de producción (equinos, aves de corral, palomas, psitácidas, pequeños rumiantes), así como la cría doméstica de aves de corral, conejos, palomas en domicilios particulares, en suelo urbano, tanto si es en terrazas, azoteas o patios”, entre otros.

Otro de los aspectos que aborda la Ordenanza refiere a los denominados animales peligrosos o potencialmente peligrosos, dedicando expresamente un apartado. Así la tenencia de cualquier animal potencialmente peligroso estará condicionada a la previa obtención de la licencia municipal, con un periodo de vigencia de cinco años, además de cumplir una serie de requisitos, entre ellos que los animales vayan provistos de bozal y de correa o cadena no extensible.

Sanciones

El régimen sancionador de la nueva ordenanza desarrolla y amplía igualmente las infracciones leves, incluyendo por ejemplo en este apartado el alojamiento de animales de forma habitual en vehículos, balcones, terrazas, patios o lugares inapropiados para ello y en general cualquier causa de molestias y perturbación por parte de los animales de la tranquilidad y el descanso de los vecinos, especialmente desde las 22.00 horas a las 8.00 horas.

Las sanciones económicas derivadas de los incumplimientos de esta ordenanza serán de entre 75 y 500 euros en el caso de infracciones leves; de entre 500 a 2.000 euros serán las sanciones calificadas como grave, castigando acciones como no vacunar a los animales, no procurarles las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas o la posesión de animales no registrados ni identificados.

Por último, podrán ser sancionados con entre 2.001 y 30.000 euros, las infracciones muy graves, entre las que se incluyen el abandono o maltrato de animales, la organización de peleas con y entre animales, la cesión de locales, terrenos o instalaciones para la celebración de peleas con y entre animales, depositar alimentos envenenados en espacios y lugares públicos o el empleo de animales vivos para el entrenamiento de otros.