Almería contenedor residuos marrón

Almería inicia la implantación del contenedor marrón para residuos orgánicos en los barrios de La Goleta, Nueva Almería y Cortijo Grande

Margarita Cobos presenta la campaña que, de la mano de las asociaciones vecinales, viene a explicar qué va en el nuevo contenedor que ayudará a reducir la huella de carbono y generará compost y mayor calidad ambiental

El Ayuntamiento de Almería inicia la implantación del contenedor marrón para residuos orgánicos en los barrios de La Goleta, Nueva Almería y Cortijo Grande, donde se van a instalar 50 contenedores de este tipo en los que sólo irán residuos orgánicos (restos de comida y de jardinería doméstica) para, a lo largo del próximo año y medio completar la implantación de este nuevo contenedor en toda la ciudad. Una apuesta que ayudará “a reducir el depósito de residuos en vertedero, generará compost para utilizar como abono en la agricultura; y además, favorece la reducción de la huella de carbono y mejora la calidad medioambiental en la ciudad”.

Así lo ha expuesto la concejala delegada del área de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, que ha presentado en rueda de prensa la campaña informativa que, de la mano de las asociaciones vecinales, llegará “puerta a puerta” a todos los vecinos en los barrios en los que se va a ir implantando el contenedor marrón.

La campaña divulgativa incluye una página web www.organicaalmeria.es, que irá enlazada a la página del Ayuntamiento www.almeriaciudad.es, y en la que se explica qué tipo de residuos van en el contenedor marrón, la conveniencia de utilizar bolsas compostables (que se descomponen como un residuo orgánico más) y qué otros residuos van en cada uno de los diferentes contenedores (gris, azul, verde y amarillo) que hoy están repartidos en los barrios de la ciudad para realizar la recogida selectiva.

Información ‘puerta a puerta’

Además, de la página web, en ese afán por llegar a cada uno de los vecinos de Almería con esta nueva apuesta de recogida selectiva, se van a enviar sobres por correo postal a cada dirección de los barrios en los que se va a ir implantando el contenedor con una carta firmada por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, en la que invita a participar de este nuevo reto sostenible, un folleto informativo, una bolsa compostable (biodegradable) y un imán “para poner en el frigorífico con la información sobre los residuos que van en cada contenedor”, insiste Cobos.

La concejala de Sostenibilidad Ambiental ha señalado además que habrá reuniones con las asociaciones vecinales de cada barrio en el que se vaya implantando el contenedor marrón para, de la mano de quienes “más comunicación tienen en un barrio y mejor conocen al vecindario, poder hacer fácil la implantación del nuevo contenedor”, insiste Margarita Cobos, que entiende que, con el tiempo, el buen uso del marrón significará la retirada de contenedores grises. Y es que el gris se queda para recoger todo aquello que no se puede separar en el resto de contenedores de vidrio, envases, cartón y papel o el nuevo marrón para sólo residuos orgánicos.

500 contenedores marrones en año y medio

La instalación de los contenedores en los barrios de La Goleta, Nueva Almería y Cortijo Grande va a ir acompañada con la colocación de otros 50 contenedores marrones más en los mercados de la ciudad, donde la cifra de residuos orgánicos es muy elevada, ha confirmado la concejala. Cobos ha señalado cómo al final del proceso de implantación del nuevo contenedor serán cerca de 500 los que, de color marrón, ocupen las calles de Almería.

“Comenzar por La Goleta, Nueva Almería y Cortijo Grande responde al buen uso de los contenedores de selectiva de los vecinos de estas zonas”, ha indicado la edil, que señala cómo la progresiva instalación de los contenedores marrones en el resto de barrios irá de la mano de las diferentes rutas de recogida y de la buena recogida selectiva de los vecinos.