Adjudicadas las obras de adecuación y mejora de la Plaza Careaga y su entorno, en el Casco Histórico

Con una inversión de 645.877,75 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, las obras se iniciarán tras el verano con el objetivo mejorar la accesibilidad y renovar este espacio a nivel urbano y estético

El Ayuntamiento de Almería ha adjudicado, a la empresa Facto, Almeriense de Construcciones y Obras Públicas, S.A., las obras de adecuación y mejora de la Plaza Careaga y su entorno, en el Casco Histórico, por un importe de 645.877,75 euros.

Con un plazo de ejecución de cinco meses, la previsión de inicio de las obras queda ahora supeditada a la comunicación que mantendrá la responsable del Área de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, junto a la empresa adjudicataria y en conversaciones con los vecinos de la zona, “consensuando el inicio de unos trabajos que vendrán a completar otras actuaciones similares llevadas a cabo en esta zona de la ciudad, como ha sucedido en la calle Campomanes y en la Plaza Julio Alfredo Egea”. Esta actuación se enmarca dentro del Plan de Remodelación y Recuperación de Espacios Urbanos en la Ciudad y se incluye también en los planes municipales para la puesta en valor del Casco Histórico, mejorando las condiciones actuales de urbanización y accesibilidad”, ha explicado la concejal.

La ejecución de las obras, de acuerdo con el proyecto consensuado con los vecinos y aprobado en octubre del año pasado, pretende un mejor uso y funcionalidad del tránsito peatonal y rodado en esta parte de la ciudad, creando además un nuevo diseño de la Plaza Careaga, más accesible, y dotando a la zona de un espacio urbano mejorado y de más calidad.

Se trata de una intervención unitaria sobre toda la manzana a través de un tratamiento homogéneo de pavimentos en toda la actuación, concentrada en la Plaza Careaga y extendida a nivel de urbanización a las calles Conde Xiquena, Emilio Ferrera y Arco. En este sentido, Martínez Labella ha insistido en que la transformación urbana que se prevé en esta zona “mejorará las condiciones de movilidad peatonal, especialmente en una zona en la que vive gente mayor y que pretendemos además sea más transitada”.

Ha explicado también que el proyecto supone una renovación estética de una manzana muy hermética, rodeada de edificios de gran calidad arquitectónica, y rematada con una escultura, una esfera de luz que vendrá a ocupar una zona más estratégica. De igual forma, el arbolado quedará acomodado de acuerdo a las peticiones vecinales y se potenciarán las condiciones del espacio con una mayor y mejor iluminación y la dotación de mobiliario y jardineras que convierta esta plaza en un espacio de estancia “más amable”.

Audio: